Blog

No te pierdas las últimas novedades
en innovación y transformación digital.
Inteligencia artificial en espacios publicos

Reabrir los espacios públicos con Inteligencia Artificial

La creación de espacios públicos seguros es a la vez un reto y una oportunidad. Desde el sector retail hasta el transporte y el ocio se han convertido en entornos que necesitan garantizar a los visitantes que pueden estar seguros, y gracias a la tecnología inteligente de señalización digital, esto ya es una realidad.

En este sentido, utilizar la Inteligencia Artificial ha supuesto un reto en cuanto al análisis de los datos que se recogen en los espacios físicos. Detectar y entender cómo se mueven las personas y cuáles son sus intereses es fundamental para poder adaptar la comunicación y la propuesta de valor de los establecimientos para atenderles mejor.

Mejorar la experiencia del cliente

Garantizar la seguridad de los espacios físicos es una medida que beneficia tanto a trabajadores como a clientes, lo que repercute en la  experiencia del usuario. Desde Beabloo procuramos que esta seguridad se haga efectiva de manera sencilla y poco intrusiva, por lo que la tecnología es nuestra mejor aliada, tanto por su efectividad como por las ventajas en su instalación, que se adapta a las necesidades del espacio. 

Para optimizar la customer experience es imprescindible que los datos se traten de forma responsable. Respetando siempre la privacidad y sin identificación, la tecnología desplegada observa a las personas que miran el contenido de la cartelería digital. Detecta género y rango de edad para analizar los datos y ofrecer un contenido adecuado y personalizado.

Por otro lado, el sistema es capaz de detectar si no se cumplen las distancias de seguridad o si la persona no está llevando mascarilla, por lo que se configura un mensaje recordatorio del uso de mascarilla para el usuario.

El objetivo final es que el cliente se sienta confiado, contento con su experiencia y que decida comprar, operar o visitar ese lugar. 

Movilidad y experiencia segura

Es por este motivo que implementar la tecnología y la Inteligencia Artificial en espacios como los del sector bancario, por ejemplo, puede ofrecer la posibilidad de mejorar la experiencia del usuario y ganar, así, una visión positiva de una visita que normalmente no lo sería.

Por otra parte, la movilidad en aeropuertos, transporte público u otros espacios físicos requiere también de sistemas y tecnologías capaces de garantizar la seguridad de los usuarios. 

De cara a la búsqueda de soluciones, se han implementado tecnologías de control de aforo, además de sistemas de control de la temperatura que desempeñan un papel fundamental en la protección de los usuarios. 

Los sensores encargados de detectar estos factores pueden situarse en la zona de embarque o en el control de seguridad, en el caso de un aeropuerto, para ayudar a prevenir la expansión y propagación del virus. 

En este sentido, la solución propuesta por Beabloo es Interaction Care, una herramienta que, gracias a la gestión de los datos recogidos por los sensores en los espacios físicos, identifica y ayuda a minimizar las situaciones de riesgo.

El software procesa los datos que recogen los sensores y configura un sistema de alertas a tiempo real que garantiza el cumplimiento de las medidas de distanciamiento social. El sistema monitoriza el interior del espacio, protege al usuario y al trabajador, y gestiona el acceso para velar por la seguridad de todos desde antes de que el cliente acceda al recinto.

Esta solución ha sido implantada ya en diferentes espacios públicos, entre ellos, el aeropuerto de Estambul. Interaction Care no solo sirve para la prevención del COVID-19 sino que puede aportar información valiosa para mejorar la experiencia del cliente.

Aportar valor a los espacios físicos

Beabloo Active Customer Intelligence Suite permite la generación de valor en estos espacios físicos para hacerlos más inteligentes. Recoge datos y entenderá qué pasa en el establecimiento, qué campañas digitales funcionan y mejorará la selección de estas en función de la hora del día, del día de la semana, y de la audiencia, entre otros parámetros, para personalizar la comunicación, mejorar el servicio y la conversión a ventas.Finalmente, la Inteligencia Artificial también orientará al personal con las predicciones diarias, para que pueda ofrecer un mejor servicio. Se trata de una inteligencia para compartir, de modo que facilita la gestión del negocio y,  por lo tanto, la experiencia del cliente.