Blog

No te pierdas las últimas novedades
en innovación y transformación digital.
Omnicanal multicanal

Omnicanalidad VS multicanalidad. ¿Cuál es cuál? ¿Cuál me interesa más y por qué?

En la era del cliente hiperconectado, el debate entre la estrategia multicanal y omnicanal es fundamental. Las empresas tienen que elegir una posición e implementarla, dado que afectará a todos los diferentes departamentos de la empresa durante un largo periodo de tiempo. El objetivo es el mismo, llegar al cliente, pero el enfoque para conseguirlo varía según el modelo elegido. Además, ¿son realmente tan diferentes la una de la otra?

El marketing multicanal gira en torno al producto. Con esta estrategia se permite que sea el cliente el que llegue de forma orgánica hasta la empresa a través del canal de su elección. Cada plataforma se trabaja de forma conjunta pero separada, por lo que cada una de ellas aporta oportunidades de venta, de forma individual o combinada.

Por otro lado, en una estrategia omnicanal, el cliente es el centro. La clave de la omnicanalidad es crear una única experiencia personalizada que sea transmitida a través de todos los diferentes canales. La marca se comunica de la misma manera en todas las plataformas, evitando fricciones que puedan resultar en el abandono de la compra.

Como ves, ambos enfoques son válidos y útiles, pero también muy parecidos. ¿Cuál de las dos estrategias me interesa más? ¿Las dos funcionan en todos los casos, o debo elegir según mi tipo de negocio?

En el blog de Beabloo te ayudamos a descubrirlo mostrándote las ventajas y los inconvenientes de cada uno de ellos.

Los pros y los contras de una estrategia de marketing multicanal

Pros:

Es más flexible, ya que permite al cliente elegir el canal con el que  interactuar con la marca.

Es más diverso, dado que permite ofrecer diferentes ofertas en cada uno de los canales.

La gran variedad de canales a disposición del cliente permite a las empresas alcanzar una audiencia más amplia.

La combinación de canales tradicionales (TV, radio, prensa) y digitales (marketing digital, redes sociales, blogs) puede llegar a alcanzar grandes resultados.

Contras:

Es necesario crear una campaña de marketing cohesionada y consistente que transmita el mismo mensaje en todos los canales.

Es necesario que dos o más canales se combinen para que la estrategia tenga éxito.

Consume más tiempo, ya que obliga a encontrar un mensaje que funcione en todas las plataformas y que llegue a todas las audiencias que nos propongamos. Optimizar individualmente cada plataforma también supondrá un coste de tiempo adicional.

Extraer conocimiento a través de la analítica será más complicado, dado que obligará a trabajar con herramientas diferentes según cada canal.

Los pros y los contras de la Omnicanalidad

Pros:

El mensaje será más cercano al cliente, ya que sus intereses y su punto de vista serán el centro de la estrategia, lo cual hará a la empresa más competitiva en un mercado hipersaturado.

A pesar de ser también una estrategia multicanal, la estrategia omnicanal proporciona al cliente una experiencia única y personalizada, permitiéndole interactuar en las diferentes plataformas de una forma sencilla, directa y orgánica.

El motor de la omnicanalidad es la interacción. Extraer conocimiento de esa interacción y adaptar el mensaje a lo aprendido nos hará cada vez más eficaces mientras reduce los costes.

El marketing omnicanal requiere de una constante observación de la audiencia y un aprendizaje, lo cual nos ayudará a renovar nuestro mensaje en tiempo real.

Contras:

El marketing omnicanal se basa en un mensaje más complejo de desarrollar, dado que obliga a acercarse al cliente como si no se le estuviera “vendiendo” un producto.

La omnicanalidad necesita un mayor volumen de datos y análisis, lo cual puede ser complicado si no se cuenta con sistemas adecuados de extracción de datos.

La estrategia omnicanal implica tener una conversación abierta con el cliente, lo cual puede ser perjudicial si se proporciona un mal servicio, un mal producto o hay algún problema con la atención al cliente. Elegir marketing omnicanal requiere que todas las áreas de la empresa estén volcadas en la excelencia.

Entonces, ¿cuál debería escoger para mi empresa?

Como puedes ver, no es sencillo elegir entre una y otra, dado que ambas tienen ventajas e inconvenientes. No obstante, Beabloo te recomienda tener en cuenta, a la hora de tomar la decisión, que la estrategia omnicanal incluye la multicanal, y no al contrario.

Después de todo, en un contexto de creciente tecnologización, las empresas deben apostar por sistemas que permitan tomar decisiones basadas en los datos. Especialmente porque, todavía en 2019, sigue siendo una importante ventaja competitiva sobre el resto de las empresas. Si en unos años será el estándar, ¿por qué no adelantarse al futuro?

Guiomar Fernandez
guiomar.fernandez@beabloo.com

Artículos relacionados