Blog

No te pierdas las últimas novedades
en innovación y transformación digital.
Gestión de stock

Gestión de stock e inteligencia artificial, grandes aliados para la automatización

Es un hecho que la digitalización está cambiando el funcionamiento de los negocios y está guiándolos hacia un mundo automatizado. La tecnología automatizada ha cambiado tanto el funcionamiento de las tiendas como la forma en que trabajan los empleados. Es por eso que la automatización se ha convertido en una gran aliada para aumentar la productividad de la empresa.

La Inteligencia Artificial, aplicada a la gestión de stock y de la cadena de suministro, permite, además de optimizar el trabajo de la plantilla, maximizar la eficiencia de almacenamiento y reducir el agotamiento del stock. El uso de Inteligencia Artificial en el inventario está produciendo importantes mejoras a las compañías que lo utilizan ya que es capaz de analizar todos los datos recabados en la tienda, realizar un análisis predictivo con los próximos pasos a tomar y automatizar acciones para mejorar la estrategia empresarial.

Las implementaciones clave de la Inteligencia Artificial para la gestión de stock, son:

Análisis de las preferencias del cliente

El análisis predictivo que realiza la Inteligencia Artificial se aprovecha del big data para analizar el enorme flujo de datos sobre los clientes en la tienda, en tiempo real, de manera anónima y respetando su privacidad. Así se conocen los perfiles, gustos e intereses de los clientes, y se les puede ofrecer contenidos, productos y ofertas personalizadas, en el momento idóneo y de forma automatizada. Esto ayuda a fomentar el engagement con la marca, mejorar su experiencia de compra y aumentar el número de ventas.

Análisis del inventario

Del mismo modo, la Inteligencia Artificial analiza los datos internos de la empresa en tiempo real, incluyendo la gestión del inventario y las operaciones de la cadena de suministro, para optimizar el funcionamiento del negocio. Cuantos más datos genere la tienda, mejores modelos predictivos tendrá el retailer. Esto permite promocionar los productos que hay en abundancia o dejar de mostrar aquellos que ya están agotados, de manera que ayuda a reducir los costes del negocio y a mejorar su funcionamiento. La gestión de stock gracias a la Inteligencia Artificial permite conocer las ventas y las devoluciones que se realizan, para conocer qué productos son más o menos demandados. Así el retailer puede optimizar el servicio ofrecido por parte de la tienda y optimizar los esfuerzos de la cadena de suministro.

Predicción de la demanda

La Inteligencia Artificial también es capaz de ayudar a optimizar el funcionamiento de la empresa o la experiencia del cliente anticipando posibles sucesos. Integrándose con sistemas de información externos, como pueden ser previsiones meteorológicas o situación del tráfico, es capaz de predecir productos que pueden funcionar mejor en días u horas específicas. De esta manera, el aprendizaje automático de la Inteligencia Artificial permite construir un modelo de predicción capaz de estimar la demanda para los próximos días en todos los artículos del inventario dependiendo de sucesos externos a la propia tienda.

Automatización de las acciones

Para optimizar el inventario y el funcionamiento de la tienda, la Inteligencia Artificial es capaz de analizar los datos internos de la tienda y automatizar su gestión si se vincula con el sistema que utiliza la empresa para la gestión de su inventario. Se pueden analizar los productos óptimos para cada perfil de cliente y promocionarlos automáticamente según la información externa, además de incluir o eliminar productos que funcionen mejor o peor. Por otra parte, la Inteligencia Artificial es capaz de realizar los pedidos de manera automatizada, para que la tienda nunca se quede sin algún producto de su inventario. Esta automatización es fundamental para mejorar el rendimiento de las tiendas ya que ayuda a reducir los costes y a optimizar la inversión, todo de manera automatizada. La Inteligencia Artificial no solo realiza predicciones, sino que actúa conforme a sus análisis, siendo capaz de elegir y llevar a cabo la opción más óptima para el desarrollo del negocio.

 

Beabloo posee su solución de Inteligencia Artificial, Minerva, para la gestión del stock de las tiendas y la automatización de las acciones de marketing. Minerva es una innovadora solución aplicada a las plataformas de cartelería digital en las tiendas físicas. Este sistema aprende de audiencias, ventas y datos de stock para optimizar y personalizar la planificación y la segmentación de campañas. Al analizar toda esa cantidad de datos en tiempo real, Minerva es capaz de saber qué contenidos y productos son más atractivos para el cliente que se encuentra delante de la cartelería digital.

Minerva realiza predicciones precisas sobre qué productos son los más deseados, para ofrecerlos en el momento adecuado y en el lugar óptimo. La integración de Minerva con los sistemas de inventario de la tienda, permite que aprenda del funcionamiento del stock, para mejorar su gestión al ser capaz de impulsar las ventas de productos que tengan un exceso de existencias, por ejemplo. Con Minerva, los mensajes y las listas de reproducción que se ofrecen en las pantallas se ajustan de manera automática para impulsar ciertos productos y lograr la mayor eficiencia en su servicio y en sus campañas de marketing.

La automatización resultante de la integración de la Inteligencia artificial en la gestión de stock permite a los minoristas a optimizar el funcionamiento de su negocio. No sólo ayuda a aumentar las ventas, sino que además puede proporcionar una mejor experiencia de compra a los clientes.

Guiomar Fernandez
guiomar.fernandez@beabloo.com