Blog

No te pierdas las últimas novedades
en innovación y transformación digital.
Combinar online offline

¿Es posible combinar lo mejor de la tienda física con lo mejor del comercio electrónico?

Crece el número de compras realizadas a través del comercio electrónico, pero al mismo tiempo siguen representando un porcentaje muy bajo del total de ventas. McKinsey & Co. estima que en 2020, el 80% de las compras se seguirán realizando de forma offline, por lo que podamos afirmar que el fin de la tienda física está aún muy lejos. Y es que el cliente de hoy en día se apoya en ambas para realizar sus compras en función de una serie de factores que van desde el tipo de producto o la experiencia en tienda hasta el momento del día. Entender por qué y estar preparado para ambos es uno de los grandes retos del marketing online y offline.

Dado que el online y offline no solo no son enemigos, sino que son aliados, es fundamental que la estrategia de marketing digital esté integrada con la que desarrollamos para las ventas offline. Y para ello existe un arma fundamental: la analítica. Ser capaces de realizar un análisis web fiable y, al mismo tiempo, entender qué es lo que sucede en nuestra tienda física es lo que nos permitirá llevar el retail marketing al siguiente nivel.

Los datos nos permitirán comprender qué perfil tiene el visitante que acude a la tienda física, qué es lo que compra y, al mismo tiempo, medir nuestra actividad en la web, descubriendo el perfil de usuario que nos busca, cómo llega hasta nosotros, qué es lo que compra online y qué es lo que prefiera adquirir en la tienda física. Diversos estudios muestran que aquellos que han fusionado su estrategia de marketing digital con sus campañas offline son los que han conseguido un mayor incremento de las ventas.

Hoy en el blog de Beabloo te explicamos cómo hacerlo.

Las principales estrategias para fusionar lo mejor del comercio electrónico con lo mejor de la tienda física

Establece un sistema de recolección de datos

Para poder integrar lo mejor de ambos mundos, es fundamental que conozcas las necesidades exactas de tu cliente y qué es lo que quiere. El primer paso debe ser implementar un motor que permita la recogida e interpretación de los datos, siempre de forma anónima y respetando la privacidad. Implementar un buen sistema de web analytics es sencillo, mientras que hacerlo en la tienda física puede ser más complicado, dado que requerirá tanto de software como de hardware. Pero es precisamente un sistema de esta naturaleza el que nos permitirá optimizar nuestras decisiones, dado que estarán basadas en todo el retail intelligence que hemos acumulado.

Apuesta por una estrategia multicanal

El mensaje debe ser el mismo en todos los canales, ya sea el punto de venta, las redes sociales, la web o las acciones de marketing online. El cliente puede llegar por cualquiera de ellos, por lo que todos deben ir coordinados para que el customer journey sea claro, preciso y no se produzcan fricciones. Se trata de implicar a todos los departamentos para que trabajen conjuntamente en diseñar (o rediseñar) ese viaje, y para ello vale la pena partir de una consultoría de marketing digital y un análisis completo de todas nuestras campañas de in-store marketing.

El móvil va primero

El smartphone es una pieza fundamental de la venta, tanto en la tienda física como en el comercio electrónico. Un sistema de analítica Wi-Fi nos permitirá obtener información útil de los usuarios que podremos aplicar en nuestras decisiones. No obstante, es muy importante tener sistemas eficientes que puedan obtener esta información mientras respetan la privacidad y el reglamento general de protección de datos. Nuestra analítica digital también ha de ser capaz de analizar nuestra web y nuestro e-commerce constantemente, de manera que podamos asegurarnos de que son totalmente responsive.

Optimiza la tienda física

Existen sistemas que pueden ayudarnos a potenciar las ventas en nuestra tienda, como los mapas de calor que nos muestran el comportamiento de los cliente dentro de estas. La conexión adicional con nuestros sistema de stock nos ayudará a determinar, además, qué productos son los más adecuados para cada lugar de la tienda en función de todo tipo de factores. Sistemas de precios dinámicos gestionados mediante inteligencia artificial nos permitirán obtener el máximo rendimiento de nuestros productos. Un sistema de cartelería digital alimentado por la inteligencia artificial es capaz de proporcionar a cada cliente una experiencia completamente adaptada a sus gustos y necesidades.

El objetivo final es crear una experiencia única en la tienda

Si queremos que el cliente acuda al punto físico y regrese, hemos de ofrecer mucho más que el producto. Si puede pedirlo por internet y que se lo llevan a casa, y aún así decide desplazarse físicamente a nuestra tienda, es porque busca algo más que un producto. El cliente hiperconectado y exigente del siglo XXI quiere que las marcas le sorprendan. Para conseguirlo, hemos de ser capaces de romper las fronteras entre online y offline.

Guiomar Fernandez
guiomar.fernandez@beabloo.com

Artículos relacionados