Blog

No te pierdas las últimas novedades
en innovación y transformación digital.
Beneficios de la cartelería digital

Beneficios de la cartelería digital en el proceso de compra

Es ya un hecho el beneficio que la digitalización ha aportado al sector retail durante los últimos años. La adopción de nuevas tecnologías permite realizar análisis predictivos para anticipar las necesidades de los clientes durante su recorrido de compra y poder tomar las decisiones óptimas para el desarrollo del negocio.

La utilización de cartelería digital inteligente ha cambiado mucho la manera de actuar de los clientes dentro de la tienda y es una herramienta perfecta para ayudar a las marcas a mejorar su relación con los clientes y a maximizar el engagement, entre otras cosas. Además, según el último estudio sobre Digital Signage que realizó la Asociación IAB Spain, los contenidos de la cartelería digital dentro de la tienda motivan a comprar al 55% de los clientes, lo que significa que puede ayudar en gran medida a aumentar las ventas.

Los beneficios que ofrece la cartelería digital al retailer son muchos, pero los más destacados son:

  • La integración de herramientas de análisis en la cartelería digital permite una personalización en las campañas realizadas en la tienda, lo que mejora la experiencia del cliente de manera exponencial.
  • Mayor visibilidad de la marca. Los clientes aprecian las nuevas tecnologías en las tiendas y, la cartelería digital con contenidos optimizados, les invita a interactuar y a recordar la marca.
  • Contenido atractivo y multiformato. Esto permite al cliente interactuar con los contenidos e incluso difuminar la barrera entre el mundo offline y el online al poder escanear códigos QR y recibir información en los smartphones a través de beacons.
  • Gestión multicanal centralizada y en la nube. Lo que significa que los contenidos mostrados a través de todos los canales están gestionados desde una plataforma en la nube y desde un solo dispositivo, facilitando el trabajo que conlleva.
  • Aumento del retorno de la inversión al aplicar una amplia red de cartelería digital que permita compartir los contenidos óptimos, en el momento adecuado, a los clientes que se encuentran en cualquiera de los distintos puntos del recorrido de compra.

 

Para comprender bien el recorrido de compra de los clientes, o customer journey, es necesario conocer el embudo de ventas y su funcionamiento. Este embudo de ventas tiene el objetivo de segmentar a los clientes para enfocar el esfuerzo en el público objetivo, que es el más interesado, lo que aumenta la posibilidad de cerrar más ventas al ser éste un cliente potencial. El embudo de ventas se divide en 4 puntos, cada uno de vital importancia para la marca, que son la atracción, la interacción, la conversión y la fidelización. De esta manera, el embudo de ventas permite conocer todas las acciones que se realizan o se deben realizar en cada momento del proceso de compra, motivando al cliente a comprar los productos de la marca y proporcionando una experiencia de compra perfecta.

La cartelería digital es una herramienta clave para compartir los mensajes y contenidos con los clientes potenciales en el momento adecuado del proceso de compra. Ayuda a incentivar la compra y a fidelizar al cliente.

Los beneficios que ofrece la cartelería digital en las 4 fases del embudo de ventas son:

  • Atracción – En este nivel, la cartelería digital se dedica a mostrar y exponer la marca, los servicios o productos que se ofrecen a los clientes. Esto debe realizarse de manera atractiva para llamar su atención y despertar su interés. El objetivo es atraer al mayor número de posibles compradores a la tienda, para tener mayor posibilidad de motivar una compra. Una vez que el cliente está dentro de la tienda, la cartelería digital ofrece información y características de los productos, así como comparaciones con productos similares e incluso recomendaciones. También puede facilitar cupones o descuentos para incentivar las compras.
  • Interacción – En el segundo nivel, la cartelería digital incluye llamados a la acción para que los clientes que observan los contenidos puedan interactuar con la marca, mejorando el engagement. Estas llamadas a la acción tienen el objetivo de recolectar información o la opinión del cliente, que este se descargue una aplicación, que se pueda llevar la información fuera de la tienda… Buscar la interacción del cliente con los contenidos es de gran importancia para el retailer ya que es la única manera de conocer el interés que tienen con los mensajes de la marca y de saber si la información que se les ofrece es de utilidad.
  • Conversión – La conversión se da cuando el cliente ha recibido la información que necesitaba por parte de la marca y cambia de ser un mero transeúnte de la tienda, a pasar a ser un cliente. Esto se da en el momento que el cliente realiza una compra o cumple con alguno de los objetivos establecidos por parte de la marca, motivado en gran medida por los contenidos compartidos con él durante los anteriores niveles, e incluso por ofertas o promociones.
  • Fidelización – Es uno de los niveles más importantes para cualquier marca. Una vez que se ha conseguido una conversión y se ha conseguido un cliente potencial, hay que convertirlo en un cliente fiel. Este tipo de relaciones deben ser muy cuidadas por parte de la marca, ya que los clientes se convierten en sus mejores embajadores y en los mejores prescriptores fuera de las tiendas. La cartelería digital en este nivel debe utilizarse para mejorar la experiencia del cliente de forma exponencial y ofrecerle contenidos u ofertas que le hagan sentirse importante y agradecido. Esto se consigue gracias a la incorporación de herramientas de análisis en la cartelería digital que permiten recolectar información, de manera anónima y respetando la privacidad del cliente, para personalizar la comunicación y conseguir que finalicen el recorrido de compra con ganas de volver.

 

La cartelería digital es la herramienta perfecta para todos los establecimientos a la hora de motivar las compras. Es muy útil para maximizar el potencial de los espacios comerciales, ofrecer al visitante experiencias únicas e inmersivas, y lograr mayor visibilidad de marca. Con la cartelería digital se logra atraer al potencial cliente, invitarle a interactuar con la marca y ofrecerle ofertas o promociones que le motiven a cerrar la compra. Se logra así una mejor experiencia de compra y percepción de marca, además de aumentar la probabilidad de que el cliente se convierta en recurrente. La cartelería digital ofrece gran cantidad de beneficios durante todo el customer journey de los clientes y permite motivar la compra de gran cantidad de visitantes del establecimiento.

Guiomar Fernandez
guiomar.fernandez@beabloo.com