Blog

No te pierdas las últimas novedades
en innovación y transformación digital.

Marcar la diferencia comercial: ¿cómo adaptar el contenido de la Cartelería Digital a mi negocio?

En el escenario de consumo actual en el que nos encontramos, observamos que vivimos en una hiperconexión constante. Las pantallas forman parte de nuestras vidas. Miramos día a día contenido a través de estas pantallas en nuestros móviles, ordenadores, tablets, y cartelería digital en exteriores, pero también dentro de los establecimientos.

Pero ¿por qué optan los negocios por comunicar y mostrar sus productos mediante este tipo de canales digitales? El objetivo de cualquier negocio es mejorar la experiencia de compra del cliente, fidelizarlo y, finalmente, generar más ventas.

Para ello, la cartelería tradicional está quedando obsoleta. ¿Tiene sentido anunciarse en un poster en la parada del bus? ¿O anunciar tu producto con un cartel unidireccional y estático dentro del mismo establecimiento en el que lo podemos encontrar de manera física?

Por esta razón, el canal digital se ha convertido en la mejor vía de comunicación. Y todo ello, gracias a los Sistemas de Gestión de Contenidos (CMS).

Mediante la Cartelería Digital Inteligente, un comercio puede ir mucho más allá de ofrecer una pantalla que sustituya a los carteles tradicionales. Gracias al software digital, es posible proporcionar información útil de manera más interactiva, incorporando elementos táctiles y nuevas experiencias que aportan valor al cliente.

Lo relevante, sin embargo, es la capacidad de esta solución de recoger datos durante el proceso, en el interior del establecimiento, y transformarlos en información personalizada para la audiencia y conocimiento relevante para la estrategia de la tienda.

Así, los contenidos digitales que se emiten en las pantallas normalmente serán archivos dinámicos y necesitan de un CMS o sistema de gestión de contenidos que sea capaz de programar, adaptar, actualizar y enviar los contenidos para su reproducción en la pantalla del establecimiento.

Sin embargo, esto no es nada nuevo. Muchos negocios ya cuentan con un CMS funcional y capaz de atraer y retener la audiencia con contenidos interactivos, actuales y personalizados. Entonces, ¿cómo seguir avanzando para crear un mejor contenido y, en definitiva, diferenciarse de la competencia?

¿Cómo encontrar lo que nos diferencia?

Si lo que busca un comercio es personalizar la experiencia de compra del consumidor, tiene sentido que el propio comercio busque también un CMS adaptado a sus necesidades y que sea capaz de gestionar los contenidos del negocio para poder ofrecer el mejor contenido para su audiencia.

En primer lugar, cabe preguntarse, ¿qué diferencia mi negocio de la competencia? Incluso el detalle más pequeño puede marcar esta diferencia. Si una empresa tiene una tipografía propia ¿podría utilizarla en sus contenidos? El CMS de Beabloo es capaz de descargar dicha tipografía para mostrar los contenidos en la cartelería digital del establecimiento.

¿Qué otros elementos caracterizan el establecimiento? El hilo musical puede acompañar una marca y ser un elemento diferenciador. En algunos casos, esa música ambiental llega a convertirse en un signo de identidad de la marca y un elemento determinante en su estrategia comercial.

Gracias al CMS de Beabloo, se puede utilizar y elegir la opción de mantener el hilo musical y que el contenido no tenga sonido, o que el hilo musical se apague si algún contenido tiene sonido y después vuelva a activarse automáticamente.

Sin embargo, ¿cómo sabemos qué formato utilizar para cada contenido? No es indispensable, pero sí recomendable que los archivos de audio, vídeo y de imagen se presenten en un formato mp3 (audio), mp4 (vídeo) y png o jpg en el caso de las imágenes. No obstante, el CMS de Beabloo posee la opción de convertir cualquier formato en uno válido para su uso.

Y si lo que se necesita es tener una división de pantalla (layout) diferente de las opciones ofrecidas, también es posible. Del mismo modo, a través de la API de Beabloo, se puede interactuar con el sistema y obtener la información que se necesite para crear aplicaciones propias utilizando datos del CMS.

¿Y si necesito hacer cambios?

Una de las grandes ventajas que ofrece el CMS es poder gestionar los cambios de programación de manera automática. Además, se pueden crear whitelist/blacklist tags, es decir, crear un sistema de tags que sirvan de filtro de mensajes para la pantalla. De esta forma, se facilitan las gestiones de grandes redes de Digital Signage.

Y ¿cómo organizamos las diferentes tipologías de redes de Digital Signage? Gracias a la estructura jerárquica de organizaciones, el comercio cuenta con flexibilidad sin límites para ello.

Además de esto, el CMS permite editar visualmente las plantillas, previsualizar los elementos del programa, emitir mensajes por franjas horarias y cambiar la orientación de la pantalla de forma remota.

Para controlar todo esto, el CMS cuenta también con el Magic Control: la posibilidad de conectarse de manera gráfica y remota al dispositivo para ver en tiempo real lo que se está emitiendo. ¿Y si hay un error en el contenido? El Remote Reboot permite reiniciar el player de forma remota, fácil e intuitiva.

¿Y qué hay de las campañas publicitarias? El CMS de Beabloo es capaz de gestionar directamente este tipo de campañas, con reporting incluido, además de integrar redes sociales o RSS.

Además, las pantallas de cartelería digital de Beabloo reproducen el contenido de manera sincronizada por defecto, siempre que tengan asignadas programaciones iguales o simétricas (mismo número de elementos de misma duración).

Del mismo modo, es posible sincronizar campañas publicitarias puntuales para que se muestren de manera sincronizada, incluso en pantallas con programaciones diferentes y asimétricas.

Todo, con el objetivo de mejorar la experiencia del consumidor que, acostumbrado a interactuar con pantallas, va a seguir exigiendo un contenido cada vez más personalizado y adecuado para sus preferencias.

De esta forma, el CMS incluye la posibilidad de lanzar interactivos cuando se lee una etiqueta RFID o un código de barras, así como adaptar estos interactivos dependiendo de la situación meteorológica, el género de la persona que está delante y ofrecer encuestas de satisfacción (Satisfaction survey).

Finalmente, entra en juego Minerva y la posibilidad de delegar la gestión del contenido de Digital Signage a la Inteligencia Artificial de Beabloo.