Blog

No te pierdas las últimas novedades
en innovación y transformación digital.

La nueva cara del sector de la moda tras la pandemia

El 2021 se ha convertido en uno de los retos más grandes de la historia para el sector de la moda. La industria tendrá que adaptarse a las nuevas medidas, cambiantes demandas del mercado y a una crisis económica, que afectará a sus ingresos y previsiones de crecimiento.

Según el informe, 2021 retail industry outlook: The new rules of retail, de Deloitte, la industria se encuentra con dos grandes protagonistas, en los que pondrán sus esfuerzos para impulsar la recuperación del sector tras la pandemia. Por un lado, está la digitalización, tanto de sus canales offline como la optimización del online, y por otro, el customer experience, ambos con su evolución condicionada por el continuo cambio en los hábitos de consumo y la búsqueda por mejorar la rentabilidad.

Durante la pandemia, hemos podido apreciar la gran expansión que han tenido los marketplaces y eCommerces. Debido a las restricciones, para evitar contagios y los diversos confinamientos, este modelo de negocio ha crecido exponencialmente, convirtiéndose en el gran protagonista del mundo de la moda en la era post-COVID-19. Además, la confianza de gran parte de los consumidores en visitar las tiendas físicas se ha visto muy afectada por el riesgo que podría suponer, lo que ha beneficiado este crecimiento.

Todas aquellas actividades que podían comprometer el distanciamiento social han tenido su movimiento muy afectado, y con las tiendas físicas no ha sido diferente. Este hecho ha abierto la puerta para que los retailers busquen en la tecnología y en la innovación, soluciones que vuelvan a restaurar la confianza necesaria en los  consumidores, en cuanto a la seguridad de su salud en estos espacios, para que puedan operar con normalidad una vez las restricciones no sean tan estrictas.

Aun así, en los cortos períodos de tiempo en que las restricciones no eran tan rígidas, como en el caso de las festividades de final de año, se pudo apreciar que la demanda por la experiencia en la tienda física seguía siendo alta, ya que nos encontramos con centros comerciales con un gran flujo de personas. Por ello, y para seguir ofreciendo una experiencia segura y atractiva, es fundamental que los retailers no dejen de buscar nuevas maneras de innovar y conectar con los públicos en sus espacios físicos, ofreciendo una experiencia digitalizada, personalizada y segura para cada cliente.

En este contexto, en Beabloo, contamos con Interaction Care, una solución tecnológica certificada como Market Ready Solution de Intel®, para asegurar los espacios físicos frente a la COVID-19 que incorpora un sistema de control de temperatura corporal, control de ocupación y detección de mascarilla, además de ofrecer métricas para mejorar la gestión de los espacios de las tiendas físicas. Todo ello respetando la privacidad de las personas, ya que no recoge ni almacena datos personales.

La solución basada en la sensorización de los espacios aporta datos anónimos, que se almacenan y se pueden analizar a posteriori, ayudando a optimizar el espacio y mejorar la experiencia de compra.

Utilizando la cartelería digital, para regular el acceso a la tienda, evitar las aglomeraciones, además de ofrecer contenido personalizado y recordar las medidas de seguridad; combinada con un recorrido optimizado, un pago y recogida del producto rápidos y sin contactos físicos, garantizan un sistema ágil, dinamizado y personalizado, que disminuye la posibilidad de contagios, mejora la experiencia y seguridad de clientes y trabajadores en las tiendas físicas, convirtiéndolas en entornos seguros y fiables que pueden operar con normalidad.

Es necesario que los retailers busquen soluciones más allá que apenas imponer las medidas sanitarias para que trabajadores y clientes se sientan seguros y vuelvan a disfrutar de la experiencia en las tiendas físicas.