Blog

No te pierdas las últimas novedades
en innovación y transformación digital.
Distancia espacios públicos

La vuelta a la movilidad, más segura que nunca en aeropuertos, estaciones y espacios públicos

Iniciada la desescalada, una de las prioridades es encontrar el modo de garantizar la distancia social en los espacios físicos. El impacto del COVID-19 sobre la sociedad ha sido tal, que cualquier espacio físico es susceptible de ser un posible foco de contagio, por lo que asegurar estos espacios es necesario para garantizar la vuelta a la normalidad.

Desde Beabloo, por nuestro conocimiento del sector, consideramos que asegurar los espacios físicos es una decisión transversal que beneficia no solo a trabajadores y usuarios o clientes garantizando su seguridad, sino que repercute en la experiencia del usuario. Por lo que una de las formas menos intrusivas y más sencillas de garantizar esta seguridad es mediante el uso de tecnología. 

Entendemos, también, que la asesoría y el acompañamiento en el uso e instalación de la tecnología es vital para conseguir los mejores resultados, por eso aconsejamos cómo mejorar la experiencia del cliente en el contexto COVID-19. 

Una de las ventajas de contar con tecnología para garantizar la seguridad es que la instalación se adapta a las necesidades del espacio y no al revés. Por lo que instalar tecnología de este tipo en aeropuertos, transporte público u otros espacios abiertos al público, no supone una complejidad más allá de abarcar todo el espacio. De cara a la búsqueda de soluciones para estos espacios, ya se están probando diferentes tecnologías para el control de aforo y desinfección, además de sistemas de control de temperatura. 

Algunos establecimientos utilizan dispositivos que sensorizan el espacio físico para detectar a cualquier persona que muestre signos de fiebre. Por ejemplo, en el caso de un aeropuerto estos sensores se pueden incorporar en la zona de embarque, o previamente en el control de seguridad. Así, se contempla una interacción segura con el espacio. Es importante que estas soluciones cuenten con alertas en tiempo real para permitir la interceptación y ayudar a prevenir la propagación del virus.

Principalmente, deberían contar con un sistema de control de temperatura y otro de control de aforo, que ya desempeñan un papel fundamental en la protección de las personas y permiten mantener el distanciamiento social seguro, contribuyendo a acelerar la reapertura de espacios públicos y empresas por parte de las autoridades competentes. La tecnología puede utilizarse en cualquier entorno con tráfico humano y está siendo adoptada por los diferentes gobiernos, las autoridades de transporte y los minoristas de todo el mundo. Además, estas herramientas son totalmente respetuosas con la privacidad de los datos, y, de hecho, no almacenan datos de personales. 

Aunque las medidas interpuestas por las autoridades sanitarias sean normas básicas, a la larga el usuario exigirá a las marcas y espacios que muestren que se han adoptado medidas proactivas para salvaguardar la salud y el bienestar de los empleados y los clientes o usuarios en todas sus instalaciones.

En definitiva, la tecnología es una de las mejores aliadas para la reconversión y optimización de los espacios físicos. Se puede instalar en cualquier espacio y permite dinamizar, personalizar y reconvertir puntos de venta físicos en entornos seguros y fiables para el cliente o usuario, de modo que éste pueda volver a la normalidad lo más pronto posible.  

Interaction Care es la solución de Beabloo que sensoriza los espacios físicos para elaborar un sistema de protección e identificación de situaciones de riesgo.

El software procesa los datos que recogen los sensores, siempre respetando la privacidad, y configura un sistema de alertas a tiempo real que garantiza el cumplimiento de las medidas de distanciamiento social. El sistema monitoriza el interior del espacio, protege al usuario y al trabajador, y gestiona el acceso para velar por la seguridad de todos desde antes de que el cliente acceda al recinto.

Esta solución ha sido implantada ya en diferentes espacios públicos, entre ellos, el aeropuerto de Estambul. Interaction Care no solo sirve para la prevención del COVID-19 sino que puede aportar información valiosa para mejorar la experiencia del cliente.

Guiomar Fernandez
guiomar.fernandez@beabloo.com