Blog

No te pierdas las últimas novedades
en innovación y transformación digital.
Distancia social COVID-19 farmacias

¿Cómo aplicar las medidas de prevención ante el COVID-19 en farmacias?

La pandemia por COVID-19, declarada como tal a principios de marzo, tiene un denominador común en su gestión: la mayor parte de los países ha decretado, de una forma u otra, el confinamiento parcial o total de la población para interrumpir la cadena de contagios. Esta medida ha evitado que muchos comercios fueran un posible foco de contagio, instando a su cierre.

Sin embargo, los negocios considerados esenciales, que durante el confinamiento debían mantener abiertas sus puertas y activos sus servicios, han tenido que idear la forma de abrir manteniendo la máxima seguridad. En algunos casos, como el de las farmacias, se han tenido que implementar medidas de prevención a contrarreloj para proteger a clientes y trabajadores.

La prevención del Covid-19 en farmacias es, además, esencial porque en general quienes acuden a éstas, son personas que pertenecen a grupos de riesgo, personas mayores, mujeres embarazadas o personas con el sistema inmunológico debilitado por otras patologías. 

¿Cómo garantizar la distancia social en farmacias? 

En primer lugar, una de las medidas más eficaces probadas en esta pandemia, es la reducción del contacto social para reducir el riesgo de contagio. De este modo, garantizar la distancia social en farmacias debe ser la primera medida a resolver, dentro de la complejidad que suponen las medidas preventivas en estos establecimientos.

Los protocolos de actuación en farmacias frente al coronavirus, deben incluir, principalmente, la instalación de sistemas de control de acceso. Por otro lado, un sistema de alerta para el distanciamiento que muestre mensajes a los clientes en cartelería digital, o envíe notificaciones cuando no se garantice la distancia de seguridad en farmacias, ayuda a proteger a las personas sin alterar el proceso de compra.

¿Como aplicar las medidas de prevención en farmacias?

La tecnología del retail ha servido durante años para mejorar la experiencia de compra y ahora supone un gran valor añadido que hace del recorrido del cliente por cualquier espacio físico una experiencia segura.

Mediante cámaras térmicas, se puede controlar la temperatura corporal de los clientes en las farmacias, siempre respetando la privacidad.

La detección de fiebre con estas cámaras térmicas, ubicadas en la entrada, contribuye a la prevención del contagio por COVID-19 en farmacias. Además, sensores cenitales pueden medir y garantizar la distancia social.

Gracias a la sensorización, se puede seguir el recorrido de un cliente respetando su privacidad y garantizando su seguridad y la de los profesionales que le atiendan. Así, la farmacia, posible foco de contagios, se convierte en un espacio físico seguro que permite operar transmitiendo normalidad y seguridad al mismo tiempo. Además, gracias a estos sistemas se puede conocer cuáles son las zonas de mayor contacto físico dentro del establecimiento, para dar prioridad a su higienización.

En Beabloo hemos aprovechado tecnologías ya en uso en otras de nuestras soluciones para adaptarlas a estas nuevas necesidades. Así ha surgido Interaction Care, una solución reconocida por partners como Intel y Microsoft, que contribuye a garantizar las medidas de seguridad en farmacias, proteger las interacciones sin enfriar el trato humano y aportar un valor indiscutible en estos establecimientos y otros espacios físicos.

Guiomar Fernandez
guiomar.fernandez@beabloo.com